Seguro responsabilidad civil centros de formación, seguros para cursos

Seguro responsabilidad civil centros de formacion

Los centros de formación, centros educativos y entidades que imparten cursos de formación deben contar con los seguros necesarios para garantizar la tranquilidad de sus alumnos y del personal del centro, por los accidentes que puedan ocurrir tanto en el centro mismo como en actividades fuera de este. En algunos casos (dependiendo de la materia que se imparta) puede ser obligatorio contratar un seguro de Responsabilidad Civil y Accidentes Colectivo.

 
Como es natural, un seguro de Responsabilidad Civil para cursos de formación tiene como objeto principal el dar cobertura a las posibles reclamaciones económicas que reciba el asegurado por parte de terceros que hayan sufrido daños. Dichas reclamaciones se deben derivar de acciones involuntarias por parte del Centro, sus empleados, etc. Pero también por daños que ocasione el propio local en el que se desarrolle la actividad educativa, su servicio sanitario, sus voluntarios, su personal de vigilancia, etc. Es, por tanto, una póliza muy completa que contempla todo tipo de posibilidades para que el centro de formación pueda desarrollar su actividad sin preocupaciones.
 
Es importante, sobre todo, diferenciar esta póliza (RC) del Seguro de Accidentes para cursos de Formación, que es obligatoria por Ley y tiene como objetivo dar cobertura a los posibles daños que sufran los alumnos. Idealmente, un centro de enseñanza debería tener contratadas ambas pólizas para no hallarse expuesto a reclamaciones.
 
 

SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL PARA CURSOS DE FORMACIÓN: ¿QUÉ CUBRE?

 
Cada compañía aseguradora tiene una póliza de seguro de RC para centros educativos con sus particularidades, determinándose en el condicionado las coberturas exactas, capitales asegurados, exclusiones, etc. No obstante, hay ciertas coberturas habituales que además resultan esenciales y se deben reclamar a la hora de contratar este seguro.
 
  1. Los daños materiales o personales que sean responsabilidad del personal contratado por el Centro para las lecciones (profesores, etc.).
  2. Los daños que se ocasionen a raíz de utilizar el local o las instalaciones del Centro.
  3. Los daños ocasionados durante la realización de actividades fuera del recinto, incluidas excursiones y visitas.
  4. La responsabilidad del equipo contratado por el asegurado para la gestión de la prevención de riesgos laborales, así como aquella que se derive de acciones u omisiones de personal directivo del centro o simplemente al servicio de este.
  5. La Responsabilidad Civil Inmobiliaria, fundamental para estar cubiertos ante posibles daños que ocasione el local en el que se imparten las clases, ya sea este propiedad del Centro o alquilado. En esta cobertura se suele incluir la responsabilidad derivada de haber realizado pequeños trabajos de reformas. También se incluye normalmente la que se derive de dañar vehículos de terceros estacionados en las instalaciones del Centro.
  6. La Responsabilidad Civil Subsidiaria, para daños que ocasionen las empresas subcontratadas por el Centro, si estas son declaradas insolventes en proceso judicial y no tienen por su parte un seguro de Responsabilidad Civil.
Como coberturas adicionales que resultan interesantes, se puede mencionar la de daños que se ocasionen los menores de edad entre ellos o los derivados de situaciones de acoso escolar. También se suele incluir la cobertura de robo o incendio para los equipos informáticos cedidos a los trabajadores del Centro.
 

¿CUÁNTO CUESTA UNA PÓLIZA DE RESPONSABILIDAD CIVIL PARA CENTROS DE ENSEÑANZA?

 
El precio de estos seguros se determina fundamentalmente en base a dos factores:
 
El tipo de curso que se imparte, esto es, la actividad en sí que se va a desarrollar durante las horas de clase.
 
El número de alumnos distribuidos por curso.
 
Asimismo, como es lógico, se tienen en cuenta los capitales asegurados que consten para cada cobertura de la póliza.
 
¿QUIÉN DEBE CONTRATAR UN SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL PARA CURSOS DE FORMACIÓN?
 
Son muchos los posibles interesados en este tipo de póliza, ya que hay infinidad de actividades lectivas y muchos tipos de centros formativos. Se trata sin duda de un seguro muy necesario para centros de formación profesional, academias, escuelas de danza, de idiomas, centros escolares, etc. Sobre todo es importante saber si el tipo de curso está sujeto por ley a la contratación de este seguro para tener todo en regla y no incurrir en posibles demandas judiciales y fuertes reclamaciones económicas. En cualquier caso, sea obligatorio o no, se trata de un seguro esencial para que los profesores, empleados y en general personas contratadas por el Centro gocen de mayor tranquilidad durante las horas de trabajo.